Corrección de cicatriz de cesárea

Corrección de cicatriz de cesarea

En España el número de cesáreas se sitúa alrededor de un 25 % de los alumbramientos.
Aunque la cicatriz se sitúa en una zona escondida (región suprapúbica) y es de pequeño tamaño, en muchas ocasiones se queda adherido a planos profundos por lo que crea una depresión lineal que a muchas mujeres les incomoda cuando utilizan ropa ajustada o bañadores y biquinis.

¿En qué consiste la corrección de cicatriz de cesárea?

En esta operación lo que queremos es rehacer completamente la cicatriz  y volver a suturarla en varios planos para que no se adhiera a la fascia muscular.
No hay que preocuparse porque no es ni mucho menos tan dolorosa como una cesárea. Sí requerirá unos cuidados postoperatorios para evitar que vuelva a cicatrizar pegada a la fascia, dentro de este  tratamiento suele ser necesario incluir terapia  manual por parte de fisioterapeutas.
En algunos casos, si la cicatriz no es muy profunda se puede despegar desde uno de los bordes y posteriormente realizar un injerto de grasa (lipofilling) para dar volumen a esa zona hundida

¿Se puede asociar a otros tratamientos?

Es muy frecuente que las pacientes nos soliciten acompañar esta intervención a una miniabdominoplastia o a veces se puede realizar una liposucción en la zona del pubis que ayuda a mejorar el aspecto de la parte más inferior abdomen.

Lo que debemos saber de esta intervención:


  • suele ir asociado a otros procedimientos como mini-abdominoplastia o lifting de pubis
  • no es demasiado dolorosa y permite la incorporación laboral a los pocos días
  • las pacientes quedan muy satisfechas al desaparecer esa depresión en la zona suprapúbica que les disgusta cuando visten ropas ajustadas, bikinis y bañadores
  • en casos seleccionados se puede corregir mediante lipofilling.