Corrección diastasis de rectos

diastasis de rectos

La diástasis de rectos es la laxitud que se produce en la fascia de los rectos fundamentalmente después de los embarazos. Muchas veces se corrige de forma espontánea sin dejar ninguna secuela, en otras ocasiones esta situación se perpetúa y aparece un abdomen distendido que además del aspecto estético se puede acompañar de dolores lumbares, incontinencia urinaria y otros síntomas por la incompetencia de la faja abdominal fisiológica.

¿Se puede prevenir la diástasis de rectos?

Sí. Parece que una buena tonicidad del abdomen antes del embarazo, continuar con ejercicio durante el mismo, y una buena recuperación en el postparto con programas de recuperación de la pared abdominal y suelo pélvico ayudan a prevenir la diástasis. 

¿Cómo es la corrección quirúrgica de la diástasis de rectos?

La corrección de la diástasis de los rectos consiste en devolver a la pared abdominal a la situación más fisiológica posible.
Se sutura la fascia para acercar los dos músculos rectos abdominales a una situación como era previa a los embarazos, también se pueden corregir hernias de la linea alba.

Siempre estamos trabajando en algo. Normalmente, en conseguir buenos resultados para nuestros clientes. Sin embargo, a menudo, tenemos la oportunidad de experimentar con conceptos e ideas nuevos.

Lo que debemos saber sobre la corrección de diastasis de rectos:


  • lo habitual es que se asocie a una abdominoplastia aunque no siempre es necesario
  • es una cirugía dolorosa y que requiere una baja de unas 2 semanas
  • mejora los síntomas asociados a la diástasis
  • requiere un periodo de recuperación prolongado con una vuelta al ejercicio físico intenso muy gradual
  • mejora el aspecto del abdomen, volviendo a ser plano y tenso.


Diastasis de rectos
Diastasis de rectos